Archivos de la categoría Muy interesante

Visita al Tablao

  1. El Tablao es la población  galdense que se encuentra a mayor altitud. Concretamente, en el límite con Artenara.

Un antiguo molino cuya energía motriz era el agua que descendía entubada por la pendiente es el mudo recuerdo de la actividad económica que permitía la subsistencia de sus numerosos vecinos durante los siglos pasados.

Testigos también de esta actividad son los incontables bancales ya abandonados que fueron construidos con el esfuerzo de abnegados hombres y mujeres que entregaron su vida a obtener de la tierra su sustento y el de sus descendientes, hoy migrados a la ciudad como consecuencia del menosprecio de las instituciones respecto a los pobladores de nuestros campos y al sector primario que -no lo olvidemos- nos da de comer.

Este panorama encontraron mis alumnos de segundo año de Pmar en una visita que realizamos el 25 de abril,  durante la que aproveché para explicarles los medios de vida de nuestros antepasados y las utilidades de una treintena de plantas que ellos fueron fotografiando y anotando sus particularidades para la posterior presentación de un PPT elaborado individualmente.

Una visita muy recomendable para todo aquel que quiera reencontrarse con un modo de vida que se extingue.

Visita a la sabiduría de antaño

Hace unas semanas, los  alumnos de 1º  de bachillerato B,  nos dirigimos a La Aldea  de San Nicolás en una actividad organizada por la asignatura  de Filosofía, para recordar y aprender sobre aquellos oficios  que antaño existían y que han desaparecido. El primer museo que  visitamos fue La Escuelita. Allí nos recibió un maestro de mayor  edad con el fin de explicarnos cómo era la educación hace alrededor  de cuarenta años. El espacio era muy reducido y apenas había mesas y  sillas donde sentarse. Por esto, una de las condiciones para ir a la escuela  era traer su propia butaca desde casa, porque aquellos que no llegaban a sentarse  tenían que situarse junto a la mesa del profesor. También, los niños llevaban un bolsito  y las niñas una especie de maletín donde llevaban su único libro, La Enciclopedia. Pero una  de las cosas que más me llamó la atención fueron los juguetes. Me parecieron fascinantes los materiales  con los que se fabricaban: madera, latas de aceites…, y todo lo que se podía hacer con un simple objeto.  Esto da pie a reflexionar acerca de lo mucho que poseemos o ansiamos tener cuando en realidad podemos ser  felices con muy poco. La segunda estancia fue la más emotiva. Visitamos el lugar donde anteriormente se desempeñaba la  labor de empaquetar tomates. Una vez allí, nos encontramos con tres mujeres ancianas que en un pasado trabajaron en ello  y nos contaron su historia. La mayor nos confesó que empezó en el oficio a la temprana edad de diez años, y que aun así  era muy afortunada porque había niñas que comenzaban más pronto. Lo más duro de la historia fue lo mucho que trabajaban. Entraban  a las ocho de la mañana, se marchaban y regresaban varias veces para, finalmente, quedarse hasta las cinco de la madrugada. Además,  nos situamos en una época muy machista en la que el hombre obligaba a la mujer a trabajar, y como su jefe no les permitía parar, cantaban  para divertirse. Fue todo un privilegio haber escuchado algunas de esas canciones.

   Después, visitamos el museo de medicina. Antes de descubrir la  medicina tal y como la conocemos actualmente, uno de los oficios relacionados con la medicina eran los esteleros, cuya labor era colocar los huesos  cuando alguien se partía alguno. Luego, nos dirigimos a otros tres museos: de carpintería, zapatería y vestimenta. Era increíble contemplar los muebles  que se hacían a mano, o incluso, los zapatos, ya que pudimos observar todos los materiales que se empleaban para elaborarlos. A continuación, fuimos al museo  de la música, donde conocimos los instrumentos que se tocaban hace varios años. En último lugar, conocimos cómo eran las tiendas-bar de la época, porque antes  no había bares y tiendas por separado, sino que se encontraban en el mismo local. Allí, se vendían productos de todo tipo: cuadernos, botellas de vidrio de refresco,  zapatos… Una cosa muy curiosa es que antiguamente si no poseías suficiente dinero para comprar, por ejemplo, un bote entero de garbanzos, podías comprar los garbanzos que  te dieran con ese dinero, puesto que se empleaba el sistema de a granel. Esto no es posible hoy en día.

  Para  concluir,  esta excursión  ha sido un verdadero  viaje de sabiduría, lleno  de personas muy sabias emocionadas  al recordar aquello que era suyo y  ofrecerse a compartir su historia con  nosotros. Somos muy afortunados, vivimos en  una región y una época en la que no tenemos  que preocuparnos por levantarnos muy temprano para  ir a trabajar o cargar tomates. Tampoco tenemos esa  ilusión por aprender ni por apreciar lo que tenemos  y, verdaderamente, es una pena.

                    Aisha Godoy Bolaños  1ºBACH B

Viaje cultural

VIAJE CULTURAL A MADRID
El pasado mes de febrero, el alumnado de 3° ESO del IES ROQUE AMAGRO,  realizó un viaje cultural a Madrid organizado por el departamento de Música. Fueron cuatro días intensos en los que conocieron la ciudad de Alcalá de Henares, el parque del Retiro, el casco histórico de la capital…, así como el museo del Prado, el nuevo estadio Wanda Metropolitano, esquiaron, pasaron un día en la Warner, merendaron en la emblemática chocolatería San Ginés y disfrutaron con el musical «El Rey León «. Es el quinto año consecutivo que se realiza este viaje y esperamos seguir realizándolo pues es una experiencia enriquecedora para todos.

 

Construyendo submarinos.

El día siete de marzo, los alumnos de tercero C que cursan la materia de Tecnología acudieron a la Plocan en una visita organizada por dicha institución y dirigida por sus profesoras de la materia.

En las instalaciones, citas en Taliarte,  los alumnos disfrutaron de la experiencia de construir su propio submarino y hacerlo navegar dirigido por un mando que ellos mismos montaron. Por consiguiente,  fue una interesante experiencia que les sirvió para conocer en la práctica varias nociones trabajadas en clase.

Tamadaba – San Pedro

El día seis de febrero,  el alumnado de tercero de la ÉSO realizó una caminata en descenso siguiendo el sendero que conduce desde Tamadaba a San Pedro.

Un recorrido que duró tres horas y que contó con un día espléndido y unos paisajes maravillosos que seguro que dejarán huella en nuestros alumnos. A pesar de las agujetas consecuentes, para los alumnos y el profesorado acompañante, ha resultado una jornada de convivencia y una experiencia inolvidables.

Jornadas de emprendimiento

Jornadas de Emprendimiento en el IES Roque Amagro

El pasado 22 de octubre,  los alumnos de las diferentes familias profesionales del IES Roque Amagro, han participado en las Jornadas de Emprendimiento aplicando la metodología LEAN, o también conocida como enfoque “Lean Startup”, que consiste en mejorar todos los procesos en la creación, puesta en marcha y desarrollo de una empresa. Lo principal de la metodología “Lean” es evitar desperdicios, usar al máximo los recursos ya disponibles y mejorar constantemente los procesos para obtener cada vez resultados más eficientes.

Estas jornadas han sido planificadas dentro del Proyecto Enlaza impulsado por la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias e impartidas por Ángel Ramos, técnico de la FULP (Fundación de la Universidad de Las Palmas).

 

VISITA CULTURAL A LA ALDEA

VISITA AL PROYECTO COMUNITARIO DE LA ALDEA

Por Laura Rodríguez Rodríguez (Alumna de 1º A de Bachillerato)

 

El jueves 15 de marzo, a las nueve y media, el alumnado de 1º de bachillerato salíamos del instituto rumbo a la aldea con nuestros profesores de filosofía. Nadie tenía ni idea de en qué consistía la salida, pero lo que hicimos fue increíble.

Después del desayuno, llegó Ancor, nuestro instructor, que nos iría guiando por los distintos museos. Primero fuimos a una pequeña escuela muy antigua y nos explicaron cómo era ésta en otros tiempos. Allí también estaba un señor mayor, que durante toda su vida se había dedicado a hacer juguetes y nos mostró algunos de ellos.

A continuación nos llevaron a un almacén de tomates y aprendimos a empaquetar y la forma que utilizaban para entretenerse durante tantas horas de trabajo, que era cantando. Más tarde visitamos un consultorio de medicina, donde aprendimos las formas de cura que se utilizaban hace muchos años.

Seguidamente fuimos a una carpintería, a una zapatería y a una tienda de ropa. Nos mostraron cómo antes las cosas se conseguían hacer con trabajo duro y ahora nos lo dan todo hecho. También vimos un lugar donde nos explicaron los distintos tipos de música, tradiciones e instrumentos que habían llegado a La Aldea. Finalmente, fuimos a una tienda de “aceite y vinagre” y nos enseñaron la forma que se solía utilizar para comprar, que era a granel.

La salida nos pareció muy divertida y me gustó mucho la forma en la que nos explicaron todas las cosas. Me gustó que nos enseñaran practicando…, como si viviéramos en esa época. Es una experiencia que mereció mucho la pena, ya que nos hizo reflexionar sobre lo que ha cambiado el mundo en tan pocos años.